jueves, 15 de julio de 2010

Pero, ¿por qué?

Lo cierto es que debo de tener algún trastorno psicológico que me obliga a clasificar cosas. Hago listas de la música que tengo y clásifico cual me gusta y cual no. Hago listas con los libros, los cómics... también debe estar ralacionada esa afición por coleccionar cosas...

La cuestión es que iba a hacerme un cuaderno con recetas de cocina con las que poder sobrevivir en caso de que un cataclismo nuclear acabe con todos los establecimientos de comida rápida y por lo tanto tenga que cocinar yo.

La idea del cuaderno evolucionó a crearme un blog donde tenerlo escrito para no tener otro trasto tirado por las estanterías. Así nace 'Inútiles cocinando', un blog sin ánimo de ser visitado y sin ningún propósito de ser actualizado regularmente. ¡Toma ya! eso sí que es una declaraciones de intenciones.

Por cierto, SÍ, soy un inútil en la cocina... pasen e intenten no quemarse los dedos en el intento.